martes, 17 de octubre de 2017

El compañero de habitación

Entramos en la habitación a visitar a nuestro paciente. Dentro, hay dos personas: una joven y una anciana. Sin embargo, las apariencias engañan y el de aspecto más demacrado es el joven. Al compañero de habitación la vida le ha tratado mejor a pesar de ser más añoso.

Al paciente le cuesta respirar. Tiene disnea porque se ha destrozado los pulmones fumando. El TAC revela que algo se lo está comiendo por dentro. Todavía no sabemos exactamente qué, pero no debe de ser algo bonito. Él no quiere preguntar. Está muerto de miedo. Bastante tiene con seguir respirando. Además, para complicar todavía un poquito más las cosas, no entiende bien nuestra lengua, y sus ojos huyen de nuestras preguntas, de nuestros cuidados...

Pasan los días y seguimos como al principio, sin comunicarnos. No nos da tregua. Ni una mísera pista. Le sonsacamos algún monosílabo de vez en cuando...Y de repente, una voz comienza a contarnos más cosas... frases enteras. Pero la voz viene del otro lado de la cortina. Es el compañero, que se chiva y lo niega todo. Acabáramos. Resulta que el paciente no ha hecho los deberes. Y es que cuando las cosas no van bien respirar es agotador... Le dedica una mirada de odio en agradecimiento.

Y seguimos así...él nos cuenta una cosa, y el compañero otra. Todo el mundo miente... Hasta que llega un momento que la vida toma las riendas y no hay embuste que valga. El paciente se desatura, se pone muy malito... y hasta ahí podemos leer.  
Vienen los de la UCI. Hablan los que saben y los demás escuchamos. Seis personas con bata mirando a otra con una mascarilla de oxígeno. Decidiendo si el pulgar del combate se queda hacia arriba o hacia abajo. Él sigue sin preguntar, sin querer saber... Bastante tiene con respirar.
Es una escena de las predecibles... sabes que algo malo va a pasar pero no puedes apartar la vista, no puedes impedir que suceda... ahora ya es tarde.
Se lo llevan a la UCI. Hay mucho movimiento, y ruidos que hacen clic pero nada encaja, nada está bien...Salvo que al salir el paciente levanta el brazo, se despide de su compañero, y le da las gracias.

La gratitud puede con cualquier frontera...







domingo, 8 de octubre de 2017

MIRplus. Semanas 3, 4 y 5: Preventiva

Hola!!
Ya estoy por aquí de nuevo, hablando sobre el MIR (ay, pollito), y vengo a contaros cómo han ido estas primeras semanas de estudio en condiciones. 
Estoy muy contenta porque he podido cumplir con el planning y porque por fin se ha acabado preventiva y ya el lunes podemos hincarle el diente a infecciosas ;). No ha sido tan horrible como me esperaba, pero tampoco estaba en éxtasis por estudiar el error estándar y las dichosas formulitas.

Imagen relacionada
¡qué sueñito!

ESTUDIO
Muy contenta. Como ya os he dicho, la asignatura no me llama mucho la atención, pero iba con las pilas bien cargadas y concienciada de que esto empezaba fuerte. Para no caer en la tentación de dormir eternamente en mi casa, me iba con mis compis a la biblioteca todos los días nada más salir del hospital. Unos días tiraba uno, y otros, otro. Hemos aplicado el efecto grupo que tanto defiende la academia para nuestro estudio diario, y la verdad que hace todo esto mucho más llevadero. Como ya he dicho en otras ocasiones las penas, compartidas, son menos penas ;).

En estas tres semanas me ha dado tiempo a leerme el manual de preventiva más o menos todos los temas. Siempre empezando por los imprescindibles y los resúmenes del final, y después si me daba tiempo, o había algo que no entendía, me leía el capítulo, o las reglas mnemotécnicas, o las preguntas MIR. Me llevo una idea general, y he refrescado muchos conocimientos de epidemiología que se quedaron olvidados allá por primero de carrera xD.

Resultado de imagen de hermione granger biblioteca
Manual de Preventiva entrando en acción.

Creo que tal y como plantea la academia las semanas el estudio se hace muy dinámico. Sobre todo la segunda semana, que solo hay que estudiar dos días porque los otros dos tenemos que hacer el repeMIR del examen MIR más reciente y otro día corregir las preguntas que hemos fallado. Vivan las semanas 2! Y las otras con las autoevaluaciones también son muy amenas. Con respecto a esto último, contenta también, porque he acertado más en la segunda que en la primera, ergo, algo se ha quedado en mi subconsciente por el camino :D.

CLASES
Meh. No me han gustado mucho, la verdad. Comparado con la tónica general de profesores de la academia (jóvenes, dinámicos y con un tono de voz que te haga estar atento todo el rato), pues el señor no casa mucho. Es el típico profesor de carrera, que sin más, te viene a contar la historia (yo he venido a hablar de mi libro). La primera clase de conceptos generales sí que me sirvió porque no lo entendía mucho, pero las otras dos, nada de nada. Pero bueno, se acabó y a otra cosa mariposa.

TEST
  • Autoevaluaciones:  Ya os he comentado que bien, que ha habido progreso entre una y otra, y no pido más ;)
  • repeMIR 2016: Muy bien, algunas preguntas me sonaban de haberlas visto cuando salió el examen, y me gusta que esté incorporado en el calendario.
  • MiniSimulacros: Contenta. A mi gráfica parece que le está dando una taquicardia ventricular, con tanto sube y baja, pero de momento no me puedo quejar. En el minisimulacro 2 bajé con respecto al primero bastante, y no me lo tomé muy bien. Al final, reflexionando sobre ello, me di cuenta que la diferencia entre uno y otro solo eran 5 preguntas, por lo que ahora intento no darle muchas vueltas a las netas y los percentiles y me quedo con el número de preguntas falladas. Unos días acierto más y otras menos. Creo que es algo en lo que tengo que trabajar, en no darle muchas vueltas a este asunto, sobre todo porque estamos empezando y es pronto para sacar conclusiones. Con respecto al tiempo, ha habido dos que no me ha dado tiempo a terminar (muy mal), y salvo el segundo, tengo buena sensación durante el examen, intento no pensar mucho y dudar mucho entre las opciones, e intento que SubMarina trabaje un poco todos los sábados.

Y poco más, así han sido las primeras tres semanas. No voy a decir que haya sido fácil, pues ha coincidido con el inicio de curso, y no me da la vida para todo. Todavía tengo que ponerme con el TFG  e intentar encontrar un poco más de tiempo para el ocio porque llego a casa medio zombie, y solo me da tiempo a cenar y poco más.  Pero estoy contenta con el inicio, con ir cogiendo poco a poco la rutina e ir metiéndonos en el mundillo MIR y con muchas ganas de empezar infecciosas.

...porque es muy duro pasar el Niagara en bicicleta!






domingo, 17 de septiembre de 2017

Un viaje (in)esperado

Hola!
Qué ganas tenía de escribir esta entrada :)

La podría haber llamado "Asignaturas de 6º" o "6º de medicina" pero creo que es algo más que eso.
Queramos o no, es una especie de viaje personal, del que no vamos a volver iguales. Cuando termine este curso académico ya no seremos estudiantes de medicina, ya no habrá vacaciones de estudiante y... seremos médicos, aunque no nos sintamos como tales.

Imagen relacionada

Quería comentaros que en mi universidad seguimos teniendo asignaturas durante sexto (y sus exámenes acompañantes):
  • Psiquiatría (1º cuatrimestre)
  • Medicina legal, toxicología y Forense (2º cuatrimestre)
  • Medicina Preventiva (anual)
Las clases de psiquiatría seguiremos dándolas en el hospital de 14.00 a 15.00h y los lunes tenemos clase  de preventiva en la facultad de 15.30 a 18.30h.  
Por ende, todas las horas que antes teníamos clase pasan a ser prácticas, por lo que tenemos que estar desde las 8h ya en nuestros servicios correspondientes.
Dicen que los lunes adelantarán la clase de psiquiatría un poco, pero aún así el horario es matador.

¿Qué cómo voy a sobrevivir los lunes? Yo tampoco lo sé. Supongo que con mucho café y guarrerías varias.

Resultado de imagen de greys anatomy tired

Pero no todo iba a ser horrible... y es que este año las prácticas son LAS PRÁCTICAS. Voy a rotar:
  • 4 semanas por Medicina Interna
  • 4 semanas por Atención Primaria
  • 4 semanas por Digestivo (optativa 1 concedida :D)
  • 4 semanas por Ginecología y Obstetricia (optativa 2 concedida :D:D)
  • 2 semanas por Anestesia
  • 2 semanas por UCI
  • 2 semanas por Psiquiatría
  • 2 semanas por Rehabilitación
  • 2 semanas por Radiodiagnóstico
  • 2 semanas por Urgencias
La única pega que le veo es que urgencias solo son 2 semanas, creo que tendría que estar a la par con interna y atención primaria. Y rehabilitación tampoco es que me entusiasme. pero bueno.... Las demás son todas posibles especialidades que me planteo, y me encanta tenerlas todas el mismo año para poder comparar bien :D :D

Y después de toda esta alegría toca ponernos sentimentales, y hablar un poquito de este viaje tan personal.
 Es que se termina la carrera y aún no me lo creo. Muchos de los que entramos en medicina pensamos que los seis años que tenemos por delante de estudio, encerramiento y dedicación son el precio que hay que pagar para llegar a ser médicos. Es el sacrificio que ofreces a la secta para que te deje entrar: tu juventud xD.
No pensaba que estos años serían tan maravillosos... No pensaba que el disfrute iba a estar por encima del sacrificio, de la extenuación, de la exigencia.... Y así ha sido, y me siento muy, pero que muy afortunada. De que no se me haya atragantado la carrera, de no perder la ilusión por el camino, de que estos años no me hayan cambiado tanto... que sigo siendo la misma niña del primer día, un poco menos niña, pero con mucho que aprender y mucho camino por recorrer todavía...


Mañana comienzo un viaje que todavía no sé que me deparará, sólo me puedo hacer una idea. Sé que va a ser duro, que las fuerzas me flaquearán más de una vez, que tengo que controlar mi testaruda cabezota, pensar menos y dejarme llevar...

Espero no perderme por el camino, espero pasarme por aquí con frecuencia y contaros qué tal va el viaje.

Espero encontrarme a mí misma dentro de unos meses, y seguir siendo, en esencia, la chica ilusionada que está escribiendo estas palabras.

Nos vemos al otro lado.

Mañana... ¡Me voy a vivir una aventura!

Resultado de imagen de un viaje inesperado





domingo, 10 de septiembre de 2017

Presentación MIRplus + Minisimulacro 1

Hola!
Pues aquí estamos, oficialmente introducidos en el mundo MIR. Esta semana empezamos el MIRplus y ayer tuvimos el primer minisimulacro, y vengo a contaros mis primeras impresiones, que no son pocas :)

PRESENTACIÓN MIRplus:
Durante toda esta semana el director de la academia se ha dedicado a ir sede por sede para darnos la bienvenida a Hogwarts  la academia. Todo un detallazo por su parte, porque podría haber dado la clase desde Asturias para todos el mismo día y haberse ahorrado los viajes. Sin embargo, así le conocimos, nos presentaron a los tutores de nuestra sede, y nos explicaron el método. Incluso hizo su aparición estelar Curbelo, el profe de nefro, a lo rockstar, en la sede. Y todo el mundo: ohh, es él, mira es Curbelo!
Imagen relacionada
Curbelo, rodeado de alumnos MIR Asturias en la presentación.

Me ha hecho mucha ilusión esta semana. Empieza una nueva etapa, un nuevo comienzo... y eso significa muchas ganas... y nervios. El día de la presentación estaba súper nerviosa (me costó dormir la noche anterior), y me recordaba a una versión más jovenzuela de mí, con mis tiernos 18 años... entrando en medicina.... y aunque los nervios me traicionan la euforia que siento con esos primeros días es mi droga favorita. Soy una adicta a los comienzos, qué le voy a hacer.

Sin embargo, no todo fue maravilloso. La charla adquirió un tono preocupante al final... cuando nos comentaron la tendencia de los últimos años, y como cada vez es más difícil coger plaza aún sacando buen número, ya que cada vez nos preparamos más y más. Me hizo pensar.... Si bien es cierto que yo no tengo un objetivo muy ambicioso, eso no quita que haya que esforzarse, porque lo que un año se consigue con X netas, no significa que al siguiente vaya a ser igual....
El mensaje que nos intentaron transmitir es que en el intensivo todo el mundo da el 100% y que no se puede exprimir más.... Entonces, la única solución viable para aumentar el rendimiento es trabajar ahora durante 6º. Eso no es nada nuevo, pero ya no vale el "tomárselo con calma".
Con esto no quiero decir que vaya a matarme todas las tardes estudiando.... pero que voy a seguir a pies juntillas lo que me diga la academia. No tengo experiencia en esto, ellos sí... así que de momento no voy a experimentar. Cuando me vaya familiarizando con ello, y me vaya conociendo a mí misma puede que necesite apretar más o menos... Pero eso ya se verá.

De momento, solo puedo decir que estoy contenta con el método, con la academia, con la página web que es bestial. Esta semana me he dedicado a explorar las herramientas que ofrecen, que son demasiadas... e intentar orientarme, que ya es mucho jajaja.

MINISIMULACRO 1
Sí, ese día ya llegó. Nervios. Dificultad para conciliar el sueño, madrugón del quince y muchas, muchas ganas.
Sensaciones: Muy buenas. Me hacía mucha ilusión estar ahí, viviendo ese momento por fin en primera persona, y yo creo que eso pudo con la falta de sueño y los nervios.


Llegamos, fichamos, nos dan el cuadernillo y la plantilla del examen. 
Entramos en el aula, y cada uno tiene su botellita de agua ¡qué majos y qué atentos! No sé si viene por parte del hotel donde está la sede o es un detalle de la academia, pero me saca una sonrisa, y me siento bien cuidada. 
Hay un reloj digital proyectado en la pantalla, que marca 2h. Quedan unos 10 min para que comience el simulacro.
La sala se va llenando, y todos estamos a por uvas, charlando entre nosotros. De repente, son las 9h, y comienza la cuenta atrás. Yo tardo unos segundos en darme cuenta... Nadie nos ha avisado, pero todos rápidamente comenzamos el examen.

¿Mi objetivo? Terminar a tiempo.
Empiezo por la pregunta 23. Primera sin imagen. Bloque de estadística: pffff jajajaja. Me río para mis adentros. ¿Hemos venido a jugar, no? Qué sea lo que Dios quiera. Llego a la pregunta 53, y miro el reloj para ver que no he consumido más de 30 min. Voy bien de tiempo. Me atasco con preguntas muy difíciles, pero no le dedico más de 30 segundos y contesto pregunta a pregunta en la plantilla (me encantaría hacerlo por bloques, como hago en la universidad, pero no lo recomienda la academia, y lo que dice MIR Asturias, va a misa xD). Aquí están los bloques de nefro, neumo, hemato.... y contesto sin saber, lo que le parece a SubMarina. Es ella la que lleva las riendas, no yo. 

Pregunta 83. Vuelvo a mirar el reloj. Por poco me paso del tiempo. Vamos a acelerar que no llegamos. Las últimas preguntas son variadas, de anatomía, embriología (mesodermo ¿WTF?) y demás... Da igual, Marina, tu contesta. Llego a la 112. Me quedan unos 25 min. ¡A por las imágenes!
Contesto, muy alegremente, contenta por ir con tiempo. Cada dos o tres vuelvo a mirar el reloj, no vaya a ser que me entretenga mucho.... termino el examen y quedan 10 min.
 Me levanto y me voy, ni las repaso si quiera porque sé que no me va a servir de nada. 

Salgo contenta, por terminar a tiempo, y por no sentirme muy cansada. No siento remordimientos por tal o cual pregunta porque no las he pensado demasiado. Como decían en el vídeo de Querido yo a los 17, no pienses, que eso te viene grande xD.

Eso sí, me ha ganado mi rana de chocolate ;).

Clase de corrección: He intentado meter las preguntas en la app, pero se me bloquea. Empieza la clase de corrección. Da igual, ya lo intentaré después. Voy apuntando en un cuaderno las preguntas que fallo, el concepto, y de las que tengo bien algún truco o cosa importante que recalca el profesor.
Voy contando las que fallo y me sorprende ver que he acertado algunas muy difíciles por potra. el karma por fín me ayuda.... y todas aquellas respuestas al azar durante la carrera que fallé, ahora las acierto xD.
No está mal. He fallado muchas, pero tampoco demasiadas para salir con sensación de desastre total.

Resultados: Muy contenta. Para nada esperado y con una sensación de día redondo. De que no me he fatigado, que no se me ha hecho pesado, que lo he terminado con tiempo... y encima sale bien. Genial.
Como ya he dicho, muchas son azar... y otras supongo que no tanto. O la suerte del principiante.
No he querido mirar percentiles, pero en la web sale de todas formas aunque yo diga que no, y eso me molesta. Pero bueno.... vamos a intentar olvidarnos de ese número y quedarnos con el resultado y las sensaciones tremendamente positivas.

Quizás, cuando no esperas nada, cuando vas sin presión y a ver qué pasa.... las cosas salen bien.

Ha sido un bonito comienzo ;)

Nos leemos.

Imagen relacionada



viernes, 25 de agosto de 2017

Reflexiones preMIR: calma, percentiles y otras drogas

Hola!

Que alguien me pellizque. No puedo creer que haya llegado este momento. ESTOY ESCRIBIENDO UNA ENTRADA SOBRE EL MIR ¡AGGGGGHHHH!.

Imagen relacionada

Vale, ya pasó. Sigamos.

Ya me lo dijeron mis blogeras mayores hace unos años, cuando se presentaron ellas y yo les daba todos los ánimos posibles... y me dijeron: en menos de lo que piensas estarás tu escribiendo una entrada sobre tu día M. ¡Qué razón tenían! Se ha pasado el tiempo volando.

Llevo varios días queriendo escribir esta entrada, pero me daba respeto empezar a escribir sobre el MIR. Es que no me lo creo, básicamente. Plasmarlo por aquí, como tantos otros antes, y hablar de cosas de mayores. Pero en fin vamos a ello.

Lo primero de lo que quería hablaros es de cómo me siento ante todo esto que se me avecina.  Me sorprendí a mí misma al darme cuenta de que no tengo miedo. Que tengo una calma interior que jamás de los jamases habría pensado que tendría ante esta situación. Sin ir más lejos, hace un año estaba aterrada. Veía que se acercaba el final, que no estaba preparada, que todo pasaba demasiado rápido, y eso me paralizaba.  A día de hoy, no es que haya dejado de pensar de la misma forma (sigo pensando que no estoy preparada para ser médico en unos meses, que la carrera se va a terminar antes de lo que me gustaría.....), pero esos pensamientos ya no me angustian. Quiero dejarme llevar, no quiero luchar contra la corriente... Es decir, todos tenemos que pasar por esto,¿no? ¿para qué resistirnos? ¿Para qué gastar fuerzas en frenarnos, en lugar de utilizarlas para darnos más impulso?

Este verano quería hacer un montón de cosas.... Intentar repasar lo irrepasable, prepararme para la ingente cantidad de información que tendremos que asimilar durante estos 17 meses que quedan por delante.... Pero me dí cuenta de que era más importante prepararme psicológicamente.... porque si no estás bien de ánimo, todo lo demás fallará (que es un poco el mensaje que da la academia MIR Asturias, con la que me voy a preparar).
Así que aquí estoy, intentando transmitir un mensaje de calma. El viaje va a ser duro sí, pero no es el viaje más duro que vamos a hacer en nuestra vida. Es duro porque lo hemos elegido, la vida no nos ha forzado a llevar este camino.... Tenemos mucho tiempo para prepararnos e intentar disfrutar mientras podamos.

No quiero pensar que no lo voy a lograr. ¿Por qué no? Después de todo lo que ha costado llegar hasta aquí.... Sigo diciendo que mi peor año académico, de máxima tensión y estrés, fue segundo de bachillerato. Por esa presión de no llegar.... de tener que sacar sobresaliente en todo.... Aún me acuerdo de la Marina de entonces que lloraba por sacar un 8,75 en un examen....Pero eso quedó tan atrás...(ahora lloro de felicidad por sacar un 5 xD).
Pienso que hace cincuenta años, la presencia femenina en las aulas de Medicina era anecdótica, y hoy somos mayoría. Lo que habrán tenido que luchar esas mujeres para que nosotras estemos donde estamos hoy....
Y después de sobrevivir a 5 años de facultad....¿por qué no voy a poder con el último?¿por qué voy a fallar ahora? El gran reto ya está casi cumplido. El hecho de poder haber estudiado la carrera de mis sueños, ya es un logro muy grande. La medicina me gusta. Hay muchas especialidades en las que no me veo ejerciendo.... pero hay muchas otras en las que sí. Que sería feliz en cualquiera de ellas....
Entonces, ¿qué gano devanándome los sesos pensando en tal o cual especialidad? ¿Y si no llego, y si es demasiado?... De verdad, ¿es necesario?¿es beneficioso para mí estar pensando en eso las 24h del día?
Creo que no. Porque esa decisión la tendrá que tomar la Marina de dentro de dos años (si todo sale bien). Y puede que después del último curso y de los duros meses de intensiva preparación, mis preferencias cambien. Hasta no saber el número, no se puede hacer nada. Todo lo anterior es elucubrar...

Resultado de imagen de fantastic beasts and where to find them quotes


Así que, con las preferencias más o menos establecidas, voy a intentar pensar en la especialidad lo menos posible. Quiero disfrutar de este último año, de sacar el máximo partido posible a las prácticas, y lo que tenga que venir, vendrá.

Por todo ello, la última cosa que os quería comentar es lo de los dichosos percentiles.
La idea me trae de cabeza desde el primer momento, y he decidido que no quiero mirarlos. 
En la web de MIR Asturias está esa opción (es más te viene por defecto), y así lo voy a dejar. 
Siguiendo con la misma línea de pensamiento, con quien tengo que competir es conmigo misma. Sí, es una oposición. Pero no veo que el resto de oposicioness, o en selectividad, se mire semana a semana lo que hace el de al lado. Que tendrá su parte positiva, pero estoy segura de que a mí me afectaría más lo negativo que lo positivo.... No descarto la posibilidad de mirarlos según vaya acabando las vueltas.... pero de momento no quiero mirar.
Por otro lado, tampoco creo que vaya a publicar mis resultados. No tengo nada en contra de hacerlos públicos, pero como bien dijo Idiopática el año pasado, al estar expuesto a tanta gente, no todo el mundo se lo puede tomar a bien... Y no tengo ninguna necesidad de crear polémica. Aquí vengo a desahogarme, y que lo que plasmo en estas líneas pueda llegar a servir a alguien en algún momento.

Buena suerte a todos.
Nos leemos ;)

Mi tarta de cumpleaños :)



miércoles, 23 de agosto de 2017

Rotando por Pediatría

Hola!
Con esta entrada acabo ya la serie de  las rotaciones prácticas de quinto. He dejado esta para el final porque fue la más larga (6 semanas). Vamos allá. 

La especialidad
¿Qué tipo de especialidad es? Es una especialidad médica. Aborda toda la patología médica de la población pediátrica. Es decir, hasta los 16 años de edad. Y aunque todos son "niños" no tiene nada que ver uno de 1 mes de vida, otro de 3 años, de 8 o de 15. Por  lo que el abordaje de las patologías dependerá de la edad del paciente.
Sin embargo, no está del todo bien delimitado, o por lo menos a mí me surgieron muchas dudas con respecto a qué tipo de patología abordaba el pediatra o el subespecialista de la especialidad x infantil. Por poner un ejemplo: la psiquiatría, o la oncología. Si quieres ser oncólogo infantil, o psiquiatra infantil tienes que especializarte en oncología o en psiquiatría, y después subespecializarte  para tratar a los pacientes más jóvenes. Tampoco ven la traumatología  a partir de los 3 años, cosa que no comprendo ( ¿que hace un niño sino caerse y darse golpazos?). Está claro que la parte quirúrgica corresponde al trauma, pero no entiendo porque un esguince de un niño de 7 años no lo puede ver un pediatra. Esto simplemente es mi percepción de lo que he podido observar durante las prácticas. Supongo que si eso está hecho así será por algo...

Así que dentro de la especialidad luego cada uno se subespecializa en el resto de médicas que existen para los adultos: cardio, neuro, neumo, infecciosas, hemato, nefro, endocrino, general, digestivo...

Las prácticas
¿Qué hace una estudiante de medicina en un sitio cómo este? Muchas cosas. 
Aunque la especialidad no me llamara mucho la atención he de decir que eran las que mejor organizadas estaban. Pasamos por todo el servicio y después tuvimos un examen práctico que se correspondía a lo que veíamos en prácticas. Así que por esa parte genial.

Estuvimos un total de 6 semanas y había que hacer 5 guardias obligatorias (o hacer un trabajo). Como ya os he dicho, la pediatría no me llama la atención, pero ni loca perdía yo la oportunidad de adquirir experiencia práctica, aunque eso significara sacrificar 5 tardes. Sin duda alguna, las guardias eran donde más aprendíamos.

¿Qué me pareció mal de la organización? Que la docencia dependía de las residentes. Es decir, tú llegabas a planta/urgencias y te pasabas toda la mañana con la residente. Pero luego el parte de asistencia te lo tenía que firmar el adjunto, que a lo mejor no te había visto en toda la mañana. Yo no tuve problemas en ese sentido, pero hubo compañeros que les ponían pegas (¿Cómo sé que has estado aquí toda la mañana?).... y luego claro, como todo, dependía de qué residente te tocaba. Casi todas eran majísimas y aprendías un montón, pero como te tocase la que quería competir con el estudiante.... Te amargaba toda la semana. Y reitero de nuevo, que por suerte en mi hospital esto es la excepción. Había adjuntos súper entregados, comprometidos con su labor y con los niños, residentes super competentes y muy docentes que te trataban como uno más. Que depositaban en nosotros la confianza suficiente como para dejarnos explorar solos a neonatos, escribir notas evolutivas, informes, o pasar pacientes en la consulta de urgencias durante las guardias.... A todos ellos mil gracias por la experiencia.

Grayscale Photography of Baby Holding Finger
Como ya os he comentado, la rotación duró 6 semanas, y 5 guardias. Rotábamos 1 semana por neonatos (maternidad/planta de neonatos), 1 semana por la planta general de pediatría, 1 semana en urgencias, y 3 semanas por las consultas de las distintas especialidades.




De las consultas he de destacar principalmente neuropediatría. Me pareció sin duda la más interesante, tanto que por un momento me plantée hacer pediatría solo por ser neuropediatra xD.
Me gustó porque es la que más interacciona con el niño. Es una consulta en la que hay que ver cómo se mueve, cómo habla, si va alcanzando los hitos del desarrollo... como se relaciona con el entorno en los casos de autismo, como juega con los juguetes.... Vi muchos casos de niños asperger y me parecieron muy entrañables, niños adorables que tienen que sufrir mucho por vivir en la sociedad en la que vivimos...Mucho TDAH.... Demasiado. Me parece que ahora a cualquier niño que va mal en el colegio le llevan sus padres al pediatria por si tiene TDAH....
La otra consulta que me pareció que también interactuaba mucho con el niño fue la de endocrino. En especial la de diabetes.... Ver a niños tan pequeños tener un control tan estricto sobre sus actividades, su alimentación... chapeau por todos ellos.

La semana de neonatos fue donde peor lo pasé. De verdad, son mandrágoras. No me gusta hacer llorar a los niños. Se sabía perfectamente que estábamos pasando planta por los lloros que salían de las habitaciones tras nuestro paso. Me gustó mucho la exploración del neonato, pero no cuando me tocó  hacerla a mí. Os pongo en situación....
 Llegas, el bebé está dormido en los brazos de su madre, y lo primero que tienes que hacer es auscultarle antes de que empiece a llorar. Y te acercas a él como si fuera una bomba a punto de estallar. Si consigues que sus pulmones sigan llenándose a una velocidad normal, es cuando te toca separarlo de la madre (sí, aquí viene ya el lloro) y llevártelo a la mesa/cama para explorarlo. El bichejo empieza a revolverse, no le gusta la situación, no le gustas tú, y si puede, te meará encima. A todo esto bajo la atenta mirada de la madre que sabe que no sabes. Le haces el Moro (una maniobra que consiste en dejar caer al bebe para atrás y ver si suelta los brazos del susto) y, si no estaba llorando ya, ahora es cuando los pulmones suenan en todo su esplendor. 
Tú solo piensas por favor que alguien me quite al niño de las manos, pero tienes que continuar con la exploración...Se retuerce, te pone cara fea.... y sí, te mea encima porque no sabes que hay que cubrirse cuando le quitas el pañal....Después, recoges a la meona bomba de relojería y la devuelves con su madre, sin que se te caiga al suelo.
 Los neonatos me superan.

Imagen relacionada
Yo, explorando neonatos

Imagen relacionadaLo mejor de todo fueron la planta y las urgencias. En la planta podías seguir la evolución de los niños día a día. Había alguna sonrisa entre tanto llanto, podías entrevistar a algún niño más mayor...
En urgencias, veías un poco de todo, así podías fijar conocimientos de la teoría, y ya de paso ponerte enferma...Semana que me tocaba guardia, semana que me ponía mala. Claro, después de la primera vez, además de los guantes, me puse mascarilla cada vez que me acercaba a un niño, pero les daba todavía más miedo, me la quitaba.... y me lo volvían a pegar. Una y otra vez el ciclo sin fin. 
A pesar de todo esto, la urgencia fue dónde más aprendí durante la rotación y las guardias.

¿y lo peor de todo? LOS PADRES. Una cosa es tratar a un adulto y que no le guste tu abordaje/procedimiento de su patología, y otra muy distinta es aguantar al padre/madre maleducado de turno. Porque lo que está en juego ahí es la salud del niño, que no tiene la culpa de nada. Y que un padre quiera someter a su hijo a una radiografía u otro tipo de prueba invasiva innecesaria.... pues también me supera. Que unos padres te pongan una reclamación o una queja porque no ves en 5 min a su hijo porque le duele el pie, cuando estás tratando a un recién nacido prematuro con un neumotórax, o tratando una cetoacidosis diabética... también me supera. 

¿Qué me llevo de esta rotación?

  • La neuropediatría. Siempre tendrá un rinconcito de mi corazón.
  • Toda la experiencia adquirida en las prácticas. Han depositado mucha confianza en nosotros y nos dejaban hacer muchas cosas.
  • Lo estresante que puede llegar a ser una guardia. Presencié una guardia mala, y me hizo replantearme seriamente lo de elegir una especialidad con guardias.
  • La calidad humana de ciertos adjuntos/residentes. Eran como se supone que tienen que ser los pediatras.... super atentos a sus pacientes, los niños les llamaban "amigos"... Gracias a ellos el mundo es un poco mejor.
¿Futura especialidad? No. Sé que no me debería justificar, pero me da la sensación de que tengo que romper una lanza.
Cuando la gente (ya sea externa a la medicina o no) me pregunta si me gustaría hacer pediatría y contesto que no, que me gustan más los adultos, me miran raro. Y algunos, por el hecho de ser mujer (nótese el machismo) y que no me llame la atención pediatría, como si perteneciese a otro planeta. ¿Qué pasa que no te gustan los niños? Sí, claro que me gustan los niños. Pero no por el hecho de ser mujer significa que me haya metido en medicina para ser pediatra, o ginecóloga. Sí, claro que me gustan los niños, pero no quiero verles sufrir. No quiero hacerles daño. No quiero que lloren cada vez que me ven. No quiero que se me mueran.... No estoy hecha de esa pasta. Seguro que hay cosas muy positivas en esta especialidad, pero para mí no superan todo lo negativo.  
Sí, los niños majos y adorables, son eso, majos y adorables. Los solitarios y "mayores para su edad" me tienen ganada, pero no tengo paciencia con los niños maleducados y gamberretes. Y si ya me cuesta ver a una persona adulta  enferma de verdad, no os quiero contar lo que me duele ver a un niño malito, que tendría toda la vida por delante....

Quizás se deba a que a mí los niños no me trataron bien... que nunca encajé y fui un bichito raro...

No sé.

...Puede ser que la respuesta sea no preguntarse porqué...

adorable, baby, bear





miércoles, 9 de agosto de 2017

Rotando por Ginecología y Obstetricia

Hola!
Aquí viene. Aquí está.
 La esperada. La deseada. La grande. La amada y disfrutada...
Hoy por fin vengo a hablaros de mi paso por... GINECOLOGÍA Y OBSTETRICIA.
La rotación de quinto con mayúsculas.


Tú también te has dado cuenta, ¿no? xD


La especialidad
¿Qué tipo de especialidad es? Es medico-quirúrgica. En realidad, como muchos ya sabéis, son dos especialidades en una. La ginecología se encarga de toda la patología del aparato reproductor femenino, y todos aquellos órganos que lo forman (que son bastantes). Por otro lado, la obstetricia, se encarga de toda la patología del embarazo (tanta, que da para hacer otra especialidad a parte de la ginecología).  Como veis, el estudio de la mujer como paciente da para mucho.

A pesar de acotar los pacientes a la mitad de la población, es una especialidad muy, pero que muy amplia.  Dentro de la parte de ginecología está la parte médica (infecciones, problemas menstruales, sd ovario poliquístico, sangrados no menstruales, planificación familiar, miomas uterinos, endometriosis, enfermedades endocrinas...patología mamaria...), y la parte quirúrgica (a parte de los posibles abordajes quirúrgicos de las patologías anteriormente mencionadas aquí cobra GRAN PROTAGONISMO la patología tumoral), se subdivide a su vez por órganos (mama, cervix, útero...) 
Y de la parte de obstetricia que os voy a contar... A parte del seguimiento del embarazo (ya sea de bajo o alto riesgo) está todo el campo de la reproducción asistida, la consulta de fertilidad...

Demasiado para verlo todo en un año.

Resultado de imagen de utero

Las prácticas
¿Qué hace una estudiante de medicina en un sitio cómo éste? Pues, entre otras cosas, traer niños al mundo :) Creo que es uno de los grandes hitos del estudiante de medicina. Asistir a un parto, es uno de los grandes regalos que ofrece este curso. Pero hicimos muchas cosas más:

Las prácticas duraban 5 semanas y se podían hacer 3 guardias para subir nota. Aunque no eran obligatorias, casi todo el mundo las hacía porque era en éstas dónde más oportunidades tenías para ver partos.

He de decir que, a pesar  de ser las prácticas que más me han gustado, la organización de las mismas dejaba mucho que desear. Creo que son las que peor organizadas estaban. Si bien es cierto que veíamos de todo e íbamos de uno en uno rotando y no por parejas (todo un lujo), cada día estabas en un sitio distinto, te tenías que presentar, no sabías la dinámica de la consulta, y al día siguiente estabas en otra distinta.... Creo que se podría aprovechar más si tuviésemos 1 semana seguida de cada cosa (1 semana consulta de gine, 1-2 semanas por las distintas consultas de obstetricia, 1 semana paritorio-quirófano, 1 semana urgencias-planta).
Sin embargo, un día estábamos en urgencias, al siguiente quirófano, al siguiente consulta de eco del 2º trimestre, al siguiente consulta general de gine.... Un caos.

Sin embargo, eso no hizo que no alucinara cada día con las prácticas. 
Resultado de imagen de ecografia segundo trimestreMe encantaron las ecos de obstetricia. Las mejores son las del 2º trimestre, porque es cuando más formadito está y se puede ir viendo bien por aparatos.... Iba haciendo recuento de los niños y niñas que iba adivinando el sexo... (nunca lo decía en alto por si me equivocaba y decía lo contrario xD). Y me encantó ver a esos padres ilusionados, viendo a sus bebés, sus caritas, sus manitas.... Había adjuntos que no se lo explicaban bien, pero otros, sin embargo... qué maravilla! Primero hacían su trabajo y tomaban las medidas y hablaban con sus tecnicismos, y después les iban enseñando las partes más reconocibles, y lo que les interesa a todos que es saber el sexo del bebé....
También estuve en las consultas de seguimiento, en las que se ven las analíticas y que todo vaya bien. Y había como una especie de sonar para escuchar el latido fetal... Me temblaban las manos cada vez que me dejaban tocar una tripa...

En las consultas de gine se aprende un montón, aunque son un poco sota, caballo y rey. Pero en todas se hacía una exploración ginecológica completa, y una  eco (que podía ser vaginal o abdominal, dependiendo de la patología). Por lo que es una consulta muy agradecida para el estudiante porque se ven muchos procedimientos a la vez (exploración, ecografía, toma de biopsias, excisión de pólipos vaginales, colocación de un DIU...) y ya si te dejan hacerlos....Una pasada ( yo no pude hacer todo lo que os he contado, pero tengo compañeros que sí).
Las urgencias también son muy intensas, y se mezclaban las dos especialidades. Aquí es dónde pude ver abortos, embarazos ectópicos... mucho drama y mucha demanda asistencial. Aquí ves porqué es tan dura de ejercer la especialidad.... 
En el quirófano por fín pude ver una operación de cáncer de  mama (espectacular, es una cirugía preciosa, no os la perdáis si tenéis oportunidad de verla).

Me está quedando una entrada muy desorganizada... pero es que fueron tantas cosas... tantas historias....

Lo mejor de todo fueron las guardias. Es en esta especialidad dónde las películas y las series cobran vida... Dos de las veces que acudí a urgencias a buscar a la residente tuve que salir corriendo detrás de ella porque la llamaban al busca de paritorio.... Así que sí, en gine hay que correr, hay que cambiarse de pijama muy rápido, y hay que estar listo en todo momento para lo peor.... Adrenalina pura y dura, que como estudiante está genial, pero no sé si con 50 años sentará igual de bien....

Me he dejado muchas cosas en el tintero. No me da la entrada para contar todo lo que me gustaría contar...

¿Qué me llevo de esta rotación?
  • Las mejores semanas de quinto. De verdad, esas semanas iba en una nube. Dando saltitos por los pasillos hacia la consulta que me tocara ese día....
  • La intensidad, la adrenalina que se vive en esta especialidad. 
  • Los residentes que conocí, que me trataron  con cercanía, dejándome hacer un montón de cosas, explicándome todos los casos...
  • Todo el carrusel de emociones y sentimientos encontrados.
  • Que esta es una especialidad donde la muerte está muy presente y hay que correr mucho para evitarla.
  • Que los estudiantes no podemos hacerlo todo. Eran unas prácticas muy íntimas, y a veces, prefería ver a hacer, porque no quería hacer daño a nadie con mi inexperiencia. Siempre habrá una primera vez....pero ha habido momentos en los que no me sentía preparada para realizar determinadas exploraciones.
¿Futura especialidad? ay, gine.  Ha sido el fruto de mis desvelos de todo este año. No sé si está delante de digestivo o a la par... Me ha hecho vivir cosas muy intensas pero no sé si valgo para toda esa intensidad... la parte quirúrgica me echa para atrás... y me han comentado que sí no te gusta la cirugía, es mejor no hacer esta especialidad. Pero a mi no me disgusta la cirugía... solo que no creo que se me dé  bien.... Pero la obstetricia es tan bonita...
Estoy en una encrucijada.



Y me dejo para el final  mi primer parto:

Ese día me tocaba paritorio, ¡por fín!. Pero tuve la mala suerte de que ninguna mujer dilató lo suficiente para entrar en paritorio.... Todas las salas de dilatación llenas, y ninguna de ellas se puso de parto en toda la mañana. Y me dije " yo no me voy de aquí hoy sin ver un parto". Así que me bajé a clase (ya me había saltado una por prolongar un poco más la mañana), comí rápidamente y me quedé de guardia esa tarde ( la cuarta ya que hacía). Pasé toda la tarde con las matronas. No quise ir con las ginecólogas a urgencias, no vaya a ser que tuviera la mala suerte de irme y que se pusieran de parto. Así que tuve la suerte de poder ver cómo trabajan estas profesionales (2º momento del año que pensé que debería haber estudiado enfermería y no medicina).... y finalmente, a las ocho de la noche, por fin, una mujer había dilatado 10 cm. Llevaba medias de compresión porque tenía muchas varices (cada pierna suya era como dos mías... y yo ya tengo bastante jamón). Por suerte no era primípara, y la matrona me dijo que iba a ser rápido. Parto eutócico, sin instrumentos, sin necesidad de que venga un ginecólogo. 
Ahí estábamos. Una sala llena de mujeres ayudando a otra a dar a luz a su bebé. Tan simple como eso. Un acto que se lleva repitiendo día tras día desde que el mundo es mundo. Llegó un momento en que todas las máquinas y todos los aparatos sobraban.... Me pareció tan puro, tan arcaico... La matrona sabía cuando venía la contracción porque palpaba la tripa de la parturienta....no por el tocógrafo. Estaban conectadas. La una confiaba en la otra.

 Como la bebota era un poco grande (casi macrosómica), hacía falta subir las piernas de la madre con cada contracción, para aumentar el diámetro y que así pudiera salir mejor... Y ese fue mi cometido. Levantarle las piernas y empujar hacia arriba, porque la mujer no podía sujetárselas a si misma (ni le quedaban fuerzas para tirar de ellas hacia arriba...).
Ahí estaba, empujando en cada contracción, cogiendo aire cuando la madre cogía aire... Pensaba para mí misma Marina, deja de hacer el tonto que te vas a marear en medio del paritorio, pero no lo podía evitar y yo cogía aire y empujaba cada vez que la matrona lo ordenaba, aunque no se dirigiera a mí. 
Finalmente, la bebota fue saliendo. Primero la cabecita. Un hombro, y después el otro. Con él vino el resto del cuerpo, y la niña ya estaba en los brazos de su madre, encontrándose después de tantos meses de espera. 
Y no, no pude evitar llorar. La alegría se desbordaba por mis mejillas... un subidón de adrenalina por todo mi organismo...En ese momento me sentía infinita, imparable, atemporal... Había una personita más con nosotros...
La llamaron Malak, que significa ángel caído del cielo...

Había ayudado a traer a un ángel al mundo.... :)

Imagen relacionada



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...