martes, 27 de diciembre de 2016

Balance del año

Hola, compays!
Qué abandonadito está esto, me cachis.
 He querido descansar y disfrutar un poco de las vacaciones antes de acercarme por estos lares. Por primera vez en cinco años, terminamos pronto los exámenes,  ya sabemos las notas (todo aprobado, hurra!!), y no tenemos ningún examen en enero, por lo que tenemos un mes entero de vacaciones de verdad (doble hurra!!).
Sé que no he escrito tanto como el año pasado, porque el curso no me ha dado tiempo para más. Las rotaciones eran más largas, y como ya os comenté, vuelvo a rotar por varias de ellas en el siguiente cuatri. Proximamente os contaré cómo me fue en Endocrino y Derma, pero eso será otro día.

Resultado de imagen de meredith en el aguaQuinto, es un curso muy temido.  Difícil no es la palabra… creo que exigente, extenuante lo describe mejor.  Todo ha ido demasiado rápido, y si echo la vista atrás, a septiembre, todo está borroso, como una nebulosa. No distingo una semana de otra.
 Las clases han sido de mayor calidad que las de otros años, lo que ha hecho que asista más, y saque más partido de cada una de ellas. Las rotaciones, como ya os comenté, no nos han dejado respirar. Simplemente por poner un ejemplo, en cuarto cuando acabábamos la clase de las 9, siempre teníamos un ratito para escaparnos a la cafetería. Y este año solo ha habido un par de ocasiones… (el año pasado no veíamos a los de 5º en la cafetería, y no me he pispado de ello hasta que lo he vivido en mis propias carnes xD).

No es un curso que me apasione. Es más, creo que las únicas prácticas en las que he disfrutado de verdad ha sido en Gine. El año pasado todo era nuevo, y todo era interesante. Sin embargo, este me he tenido que enfrentar con mi antigua enemiga la Endocrino, y descubrir al nuevo: PEDIATRIA.
A pesar de no estar en éxtasis, me encuentro cómoda, con mi pijamita y mis zuecos, paseando por los pasillos del hospital, conociendo cada rincón, e  indicando a los pacientes dónde queda cada servicio que me preguntan, como si llevara allí toda la vida. No he estado viendo cosas que me encantan, pero me ha ayudado a entender cosas que no entendía antes… poco a poco los piezas encajan y todo se hace más fluido.

¿El miedo y el vértigo que me paralizaba? Pues sinceramente, el trajín del día a día no me ha permitido sentir miedo. Encontré una solución a mis “preocupaciones personales” y fue centrarme 100% en sacar el curso. Me impuse yo misma un ritmo de velocidad de crucero, sin permitirme pensar en otras cosas que no fueran biblioteca, clases y prácticas. Y así pasó, que 3 días antes de los exámenes, broté.  Tuve un ataque de  ansiedad, histeria, o como lo queráis llamar…. No sabía lo que me pasaba, había perdido el control de mi cuerpo y de mis emociones y no había forma de calmarme. Salí a la calle a pasear, llorando desconsoladamente, y poco a poco se me fue pasando…. Me asusté mucho, y los días que me quedaban antes de los exámenes me lo tomé con calma, por lo que pudiera pasar... Me consuela saber que todo ese sacrificio mereció la pena y dio resultados.


Resultado de imagen de conseguir los objetivos


Así que el balance de este año, es jodidamente positivo. Tanto por la parte de cuarto como por la de quinto. La segunda mitad de la carrera es maravillosa, así que para aquellos que lean esto y se encuentren en los primeros cursos, de verdad, de verdad de la buena, que hay luz al final del túnel. 


Cada año aumenta la dificultad. Los desafíos son mayores, y nosotros,  también. Así que cada vez nos superamos más y más. Ponemos a prueba nuestras capacidades y el caer solo significa que tienes que hacerte más fuerte para poderte levantar.


Espero que este haya sido un gran año para vosotros, que hayáis podido conseguir vuestras metas, y podido perseguir vuestros sueños.  Que vuestras pequeñas historias del día a día os hayan hecho grandes.

Nos leemos ;)



domingo, 20 de noviembre de 2016

Juego de academias

Tan tan tarara tan tarara tan...


En fin, ya veis que la música no es lo mío. pero ya sabéis que en el juego de academias o te apuntas, o mueres.


Todo esto de la academia ha sido una locura, desde hace unos años. Y desde el primer día de este curso, las palabras MIR y academia estaban en boca de todos. 

Para los profanos, los alumnos de medicina, una vez terminada la carrera (en la que en ningún momento nos especializamos en nada), tenemos que pasar por unos meses de intensa preparación para pasar un examen a nivel nacional que nos permita escoger dónde y en qué queremos especializarnos. Lo que comúnmente se conoce como el examen MIR. Si conseguimos la plaza, esta nos otorga trabajo remunerado durante 4-5 años y nos formamos como especialistas.

Entonces, ¿Qué es el juego de academias? Pues bien, para sobrevivir a toda esta locura de intentar estudiar toda la medicina de golpe, mucha gente recurre a la ayuda de las academias. Empresas que intentan hacer a los medicinos la vida más fácil y explotar todo el potencial de cada uno de los opositores a su manera...

Pues bien, siguiendo con la analogía, a la hora de enfrentarnos al desafío bien podemos ser unos salvajes,  no vender nuestra libertad a ninguna casa, y enfrentarnos al MIR como buenamente podamos. O bien, buscas el amparo en alguna de las tres casas dominantes. A saber:


  • CASA LANNISTER: Es la casa reinante en este momento. Aunque su hegemonía desaparece poco a poco. Gran parte de los opositores buscan el oro de los Lannister, porque siempre prometen buenos puestos, y ya sabéis que los Lannister siempre pagan sus deudas... Sin embargo, la noble casa, se ha corrompido por el poder y de tanto repetirlo, ya no se lo cree nadie...

  • CASA TYRELL: Es la siguiente que más vasallos tiene. Su política y saber hacer es parecida a la casa reinante, pero su corazón es puro y buscan que todas las buenas gentes vivan cómodos y tranquilos. Esta gentileza es la que está haciendo que muchos prefieran a los Tyrell sobre los Lannister. Sin embargo, bajo toda esa amabilidad, se esconde la ambición de derrocar a los Lannister del Trono de Puestos.

  • CASA STARK: Antigua y noble casa del Norte, independiente, que hace las cosas a su manera, pues siguen las costumbres de los Antiguos Dioses. La vida en el Norte es muy dura y castiza y por eso son pocos los que se atreven a ir a estas tierras. Son orgullosos y muy rectos, siguiendo estrictamente las leyes (certifican sus resultados por Decreto Real), y eso a veces, les juega malas pasadas porque, en el Juego de Academias, todo vale.

Y vosotros, ¿A qué casa pertenecéis?
A mi me gusta el viento frío del Norte :)

martes, 1 de noviembre de 2016

Viviendo, que es gerundio.


Resultado de imagen de cambio de vida

Hola!
Vuelvo después de muchas semanas de ausencia. 
Aprovecho el día de fiesta para ponerme las pilas con el blog, que tengo muchas cosas que contaros. 
Esta ausencia se debe a las mil y una cosas que pasan por mi vida en estos momentos. 
Como comenté en la entrada anterior, mi novio se ha ido a vivir a otra ciudad, hemos estado de bodorrio,cumpleaños y con la familia, líos de pisos, mudanzas y demás historias... Vamos, que mi vida personal ha tomado las riendas y ha descuajeringado  todo lo demás. Esto hacía mucho tiempo que no pasaba, pues llevaba una vida tranquila, sin sobresaltos y mi única preocupación era sacarme la carrera. Siento que está todo patas arriba, que mis semanas están manga por hombro y no me centro en lo que me tengo que centrar. Pero la vida es así, y sinceramente, no me puedo quejar porque todos estos cambios son cosas buenas, lo que tiene crecer y hacerse mayor (¡y lo cansado que es, madre!).


En cuanto a la uni, pues no doy a basto. Mañana empiezo la campaña oficial "Exámenes are coming", y lo único que hago es mirar qué me sale más barato: si el tren o el avión xD (ya veis que no estoy muy centrada). Las prácticas son agotadoras, ya he hecho dos guardias de Pediatría, y son horribles. Los niños me han pegado de todo, incluso he precisado antibióticos... en fin, un percal tremendo. 
Luego estaba el estrés tan temido de las academias, y nos hemos vuelto un poco locos este año  y ya tenemos academia todos desde hace semanas. Todo esto os lo voy a ampliar estos días en un par de entradas, pero este post es más "nota evolutiva" xD.

En resumen, mi vida es un caos en todos los niveles, y lo único que puedo hacer es vivir día a día. Aunque tengo muchas cosas que planificar, creo que esto me sirve como experiencia de que no se puede ser taaaaan cuadriculada como soy. Que la vida en cualquier momento te da una patada en el hígado, te deja sin aire, y te rompe todos los esquemas.

Así que a seguir viviendo, disfrutando de lo positivo del cambio, y a intentar sacar la primera parte de quinto lo mejor que se pueda ;)

Resultado de imagen de cambio personal psicologia
Los retos crecen, pero nosotros también ;)

jueves, 22 de septiembre de 2016

Con zuecos y a lo loco

Hola :)
Resultado de imagen de bebe vestido de doctor

Aquí me tenéis de nuevo. Simplemente os quería contar cómo me han ido estas primeras semanas.

Me está costando volver a la rutina.  También es cierto que ha habido algunos cambios en mi vida personal que me han hecho estar un poco más despistada, pero aún así, la tónica general es que todavía no he arrancado. 
No me quiero agobiar y todavía no he tocado los apuntes por la tarde ni nada parecido, porque el año pasado empecé muy fuerte y me desinflé muy pronto (como siempre, vamos).  Así que de momento calma, y poco a poco.

También tengo que añadir que lo que viene tiene pinta de ser duro. Tenemos guardias en pediatría, gine y trauma. Y aunque  todavía no he hecho ninguna, las prácticas diarias son bastante más exigentes que el año pasado. 
En muchos servicios nos obligan a llevar el pijama porque te dejan hacer cosas y te manchas. Las prácticas están más reguladas que el año pasado y no puedes faltar (si faltas, lo pagas en guardias). Pasan lista en casi todas las asignaturas teóricas. Y éstas últimas también, son un poco más exigentes que las del año pasado.

Así que en general, se puede decir que el nivel ha subido un poco más en dificultad. 
Hay asignaturas que me están sorprendiendo muy mucho, como Trauma y Gine, y otras que no tanto, como Derma y Endocrino. Pediatría de momento no está siendo lo que yo esperaba, pero los temas que hemos dado han sido muy básicos... espero que mejore después.

No sé como voy a hacer las entradas de las rotaciones porque roto dos veces por Gine, Trauma y Pediatría... y no me gustaría contarlo dos veces. Ahora estoy en Gine y os adelanto que me está gustando mucho, quizás demasiado xD.

¿Qué tal os va a vosotros el inicio del nuevo curso?


viernes, 9 de septiembre de 2016

Asignaturas 5º de Medicina

Hola!
Curso nuevo, entrada nueva :)
Estas son las asignaturas que tendré a partir del lunes (ay ay ay):

  • Pediatría: Anual.
  • Obstetricia y Ginecología: Anual
  • Traumatología y Reumatología: Anual.
  • Patología medico-quirúrgica del sistema endocrino: 1º cuatrimestre.
  • Dermatología: 1º cuatrimestre.
  • Patología medico-quirúrgica del sistema nervioso: 2º cuatrimestre.

¿Cómo lo veis?¿Difícil?
Las asignaturas no me disgustan, pero tampoco tengo grandes expectativas. Quiero ver Gine, en la práctica, porque me llama la atención. El resto bien, salvo endoncrino, que la tengo atravesada desde la fisio de 2º y la nutri de 3º. Me cuesta mucho entenderla, vamos que no la entendí en segundo (creo que fallé casi todas las preguntas del examen de fisio xD).

Las rotaciones este año duran 3 semanas, y por algunas anuales (gine y pediatría) rotamos dos veces. Además, según lo que comentan los de 6º, se hacen guardías por la tarde (en gine incluso de noche). Y... ¡ya podemos llevar pijama como los mayores! :D:D:D

Tengo ganas de volver a la rutina y de seguir aprendiendo... pero se que cada día que pasa, es un día menos, y ahora que mi mente no tiene nada con lo que entretenerse, no dejo de pensar en ello. Seguro que el curso pronto me tendrá ocupada y no tendré tiempo de montarme películas.

Pronto os contaré mis peripecias en pijama y zuecos ;)

Resultado de imagen de no quiero ver

Rotando por Hematología

Hola, holita!!
Ya, está, última entrada sobre las rotaciones de cuarto. Fiuuu, ha costado eh? 
Pues sí, terminé el curso en Hematología y la verdad es que me sorprendió. No me la imaginaba tan variada y que los pacientes fueran tan especiales. Fue una de esas rotaciones que me ayudó para entender la teoría. Creo que si no hubiese pasado por el servicio, me hubiese costado mucho más... o incluso no hubiese llegado a entenderlo.

Resultado de imagen de sangre erase una vez el cuerpo humano

La especialidad.
¿Qué tipo de especialidad es? Médica, pero tiene parte de laboratorio. No sé si luego en el futuro uno se dedica solo a una parte, o bien su jornada va cambiando y unos días es clínica y otros laboratorio.

¿Cómo es el paciente tipo? Pues hay mucha variedad. Aunque el servicio de mi hospital no es muy grande, las enfermedades hematológicas afectan a distintos grupos de edad según el tipo. Pero creo que más o menos, afectan más a las edades extremas de la vida. Es decir, niños-jóvenes y ancianos.
También depende de la gravedad de la patología. No es lo mismo una persona con anemia crónica, que la patología oncológica o autoinmune. Esto es algo que me gusta de esta especialidad y hace que la vea tan variada, porque tienes desde casos muy banales a hasta situaciones muy, pero que muy complicadas. 

Las prácticas.
¿Qué hace una estudiante de medicina en un sitio como este? Pues intentar no perderse por el camino. Para poder aprovechar la rotación, tuvieron que pasar unos días hasta que asimilas bien los términos y no los confundes unos con otros. A pesar de estar dando la teoría a la vez, llegué a la rotación sin tener ni pajolera idea, y como ya os he dicho, entendí la teoría gracias a la práctica.

Nuestras dos semanas por allí consistían en: 1 semana laboratorio, 1 semana clínica (que bien podías ir a planta o a consulta).

Resultado de imagen de laboratorio de sangreLa semana de laboratorio estaba muy bien planificada, y supervisada por el jefe de servicio, que era un amor y nos explicaba todo siempre con una sonrisa (a pesar de hacerle preguntas muy básicas). El primer día era un tour por el laboratorio y fue impresionante. Ver todas esas máquinas procesar todos  los tubitos de sangre. Había un laboratorio para el hospital en general y otro específico para urgencias. Me gustó porque es algo que no se ve, y en el día a día los clínicos van a lo suyo y solo piensan en lo suyo, y no en todos sus compañeros que están trabajando a destajo en el laboratorio. Así que me gustó ver esta parte "olvidada" del hospital.
 Otro día fuimos al banco de sangre, en el que nos explicaban dónde iban a parar las donaciones y cómo se trataban y obtenían los distintos productos. También nos manchamos un poco las manos (literalmente) al tratar las muestras para averiguar el grupo sanguíneo.

Resultado de imagen de tipificacion abo
Sistema ABO.
Y el resto de días con el microscopio. Había que hacer un conteo manual de las células que se veían en una extensión de sangre. Pero lo que más me gustó o a lo que más partido le saqué fueron los minicasos que nos ponía el profesor. Nos dejaba a todo el grupo solos, y nos daba cuatro casos, con sus analíticas... y teníamos que llegar al diagnóstico definitivo o hacer un diagnóstico diferencial. También nos enseñó biopsias de médula ósea (¡qué bonitas!) de casos que tenía en ese momento en el hospital y luego pudimos ver a la semana siguiente en la planta.

La semana de planta no estaba tan bien planificada, y no había nadie pendiente de ti.... Estuve casi en su totalidad en la planta (el único día que fui a las consultas, no había nadie). Aquí es donde vi lo especiales que son los pacientes. El cuidado que hay que tener con sus medicaciones (interacciones con otros fármacos, etc), los cuidados higienico-dietéticos (un neutropénico no puede tomar té, o no se le puede realizar un tacto rectal...), y que su vida parece una montaña rusa, según como tengan sus defensas... su vida cambia mucho de una semana a otra.
Le hice la historia a un chico joven, que le acababan de diagnosticar una variante del linfoma de Burkitt, y me ayudó a entender los síntomas B, y la bomba de relojería que supone que te diagnostiquen una enfermedad de este tipo, porque de la noche a la mañana una persona sana y joven pasa a tener una enfermedad grave.

¿Qué me llevo de esta rotación?
  • Lo primero de todo, entender la Hematología. Entender las enfermedades raras, que sobre el papel se me hacían indistinguibles unas de otras.
  • Interpretar una analítica de sangre. ¡Por fin!
  • Descubrir que el trabajo de laboratorio no está tan mal.
  • Al entender la hematología, entendí otras asignaturas que están muy relacionadas. (Nefro, neumo, onco...)
¿Futura especialidad? No sé. Me pasa un poco como con neumo. Creo que es esencial para todo médico entender la hematología, saber interpretar un análisis y qué pruebas pedir ante determinados síntomas...¿Pero dedicarme exclusivamente a esto toda la vida? No creo. Sin embargo, creo que después de digestivo y nefro es la siguiente médica que más me ha gustado. Desde luego, antes que cardio, porque me parece mucho más variada.



... Y hasta aquí cuarto. Creo que ha sido un gran año, muy global, en el que he aprendido mucho y he disfrutado como una enana en las prácticas. 

Gracias por acompañarme en todas estas entradas. Espero que las rotaciones de quinto sean, por lo menos, igual de buenas ;)

Resultado de imagen de the awkward yeti blood

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Rotando por Oncología

Buenas!
A ver si antes de que llegue el fin de semana  liquido ya las entradas de las rotaciones.
Pues la siguiente rotación fue por Oncología. En la teoría, era la única asignatura del segundo cuatrimestre que me llamaba la atención. Sin embargo, me decepcionó un poco.  Pensaba que el día a día de un oncólogo era distinto y no me gustó mucho la oncología médica. Quizás también pueda deberse a que roté con algunos médicos que no me cayeron muy bien, y esta es una de esas ocasiones en las que te influyen para mal, y hacen que descartes esa opción.

Resultado de imagen de oncologia

La especialidad.
En realidad, son dos. Oncología médica y Oncología Radioterápica.
¿Qué tipo de especialidad son? Pues viene implícito en su nombre. La médica, es médica. y la radioterápica, consiste en pautar radioterapia. Esta división es necesaria porque el campo de la oncología es tan grande que un solo especialista no puede abarcarlo todo. Es más, habría que hablar aquí también de la cirugía oncológica. Es decir, cirujanos que se especializan en tratar quirúrgicamente el cáncer. Por lo que si alguien entra en medicina con la idea de querer curar el cáncer, o dedicarse a la oncología.... tiene varias vertientes para hacerlo.
En resumen:
Oncología médica: se aborda el cáncer con quimioterapia/inmunoterapia.
Oncología radioterápica: se aborda el cáncer con radioterapia.
Cirugía oncológica: se aborda  el cáncer con cirugía.

Aquí es donde viene el lío. Porque ningún caso es igual, y aunque hay mil protocolos, lo que le funciona a un paciente, puede ser fatal para otro. Así que habrá enfermedades que necesiten sólo uno de los abordajes y otros que necesiten los tres. Es por esto por lo que existen los comités. Uno para cada tipo de cáncer, en el que se reunen todos los especialistas implicados (oncólogos, cirujanos, especialistas de la rama médica del tumor, radiólogos, patólogos...) y comentan caso por caso el abordaje más idóneo para ese paciente. Es algo que merece la pena ver, así que si os invitan a uno mientras estáis de prácticas, no dudéis en ir.  

Las prácticas.
¿Qué hace una estudiante de medicina en un sitio como este? Estuvimos una semana en oncología médica y otra en radioterápica.

Resultado de imagen de acelerador lineal fuenlabradaLa semana de oncología radioterápica consistía, primero en un tour por la planta, en el que uno de los radiofísicos nos explicó la teoría, cómo colocaban a los pacientes, el funcionamiento de las máquinas, como "pintaban" los TACs para delimitar la zona exacta y la cantidad de radiación que tenía que recibir... Un mundo a parte. Me quedé anonadada con toda esa tecnología. El acelerador, que es el que veis en la foto, es lo que administra el tratamiento. Y es a la vez PET/TAC, se ajusta él solo milimétricamente si el paciente se ha movido de su posición fijada y...vamos, que es una pasada. No le estoy haciendo justicia con esta entrada. 
Cada paciente tiene su máscara o rejilla de tratamiento, personalizada, que sirve para que no se mueva y para establecer unas medidas reproducibles y exactas, para que la radiación siempre llegue al mismo sitio.
El tratamiento dura muy, muy poco. Casi todos los pacientes que pasaban estaban allí una media de 5 minutos. Me lo imaginaba más largo y pesado.


Bueno, espero que haya quedado claro que es una pasada y que parecía cosa de otro mundo. Después de esto, cada uno se iba con su médico asignado a pasar consulta. Básicamente, la consulta de este especialista consiste en ver a los pacientes antes o después de la sesión de radioterapia, y ver cómo lo van tolerando, si presentan efectos secundarios y demás.... Cuando terminan el tratamiento, tienen consultas de revisión para ver si ha hecho efecto o no. Si es un caso nuevo, según los protocolos diseñan ("pintan en el TAC") el tratamiento y lo mandan a los radiofísicos para que lo comprueben.
Cada adjunto está subespecializado en varios tumores. En mi caso, estuve viendo pacientes con tumores ORL o de próstata, en su mayoría. Hubo un día que me dejaron quedarme por la tarde, y estuve con los técnicos (que son los que supervisan la máquina), que me explicaron un montón de cosas y fueron muy amables conmigo.

La semana de oncología médica, se dividía en consulta y planta. Y aquí fue cuando di con los adjuntos que no me cayeron bien, o vi que su día a día no me llamaba la atención. Hago un inciso para hacer justicia a algunos adjuntos, entre los que se encontraba el Jefe de servicio, que fueron una maravilla. Eran súper amables, te dejaban explorar a solas, y se implicaban activamente en que sacaras algo productivo de esa mañana. Grandes médicos que disfrutaban de su profesión y eran muy empáticos. 
Sin embargo, había otros que eran bordes por sistema. Los pacientes lloraban en su consulta o no hacían nada por consolarles... no se detenían a hablar con ellos o en preguntarles si tenían alguna duda con respecto al tratamiento... 
Básicamente, la consulta oncológica hace lo mismo que la de radioterapia: supervisa al paciente antes y después de la administración de la quimioterapia. Todos los pacientes tenían que acudir con una analítica hecha previamente, y si todo estaba correcto, se les administraba la quimioterapia. Pero me pareció mucho más fría y aburrida que la consulta de radioterápica.  Quizás se deba a que me caía genial la de RT, y mal el de médica.
En la planta, tuvimos la mala suerte de dar con una adjunta que le sobrábamos. Pero literal. No nos hizo ni puñetero caso. Le preguntabas, y le costaba horrores contestar.  A la vez que nosotros estaba uno de los residentes de Interna, y le hablaba a él en términos médicos muy específicos para que no nos enterásemos de lo que hablaban. Menos mal, que el resi de interna era un amor, nos imprimió el pase de planta y nos hizo todo el caso que no nos prestó la otra mujer. Esa parte fue genial, pero volvíamos a estar en interna, y no en oncología, que era de lo que se trataba.
En fin.... por lo menos tenemos la suerte de que esta fue una de las excepciones del curso, y que en general todos intentan tratar a los estudiantes lo mejor posible.

¿Qué me llevo de esta rotación?
  • Desilusión, por la parte de la oncología médica. Pensé que estos, entre todos los médicos, deberían ser los más humanos, compasivos y empáticos de todos. Y he visto que no es así (aunque tiene que haber de todo y como ya os dije hay grandes personas en este servicio).
  • Descubrimiento de la radioterapia. Lo veía como algo muy doloroso, y muy horrible. Quizás esté muy sesgado por los tipos de tumores que vi. Pero me encantó toda esa tecnología y el abordaje terapéutico.
  • Que cada paciente es un mundo. Intentamos generalizar siempre. No hay enfermedades, sino enfermos. Y en la oncología, esto me parece una máxima universal.
  • En ocasiones, no le he encontrado el sentido.  Aunque el paciente no vaya a curarse o no vaya a adquirir una mejoría en su calidad de vida, se administra el tratamiento igualmente. Y sin hablar sobre ello. Me parece que reina la conspiración del silencio en estas situaciones. En ocasiones, me ha parecido falsa, y creo que todavía hay mucho paternalismo en esta especialidad.
¿Futura especialidad? No sé. La radioterapia me llamó mucho la atención, y entra dentro de mi top 10. No la descartaría. Sin embargo, la oncología médica me ha defraudado. El cáncer me llama mucho la atención, pero más desde la perspectiva preventiva y diagnóstica, no desde la terapeútica. Me gustaría que mi día a día consistiera en prevenir el cáncer, y si no es posible, hacer todo lo que esté en mi mano para descubrirlo cuanto antes. Estar atento a esos signos y síntomas, para que no vaya a más y se pueda diagnosticar en etapas tempranas. Y veo que eso en la oncología no sucede, pues el paciente ya te viene diagnosticado y le quita parte del proceso "interesante", en mi opinión.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...